¿Notas que tu cabello se cae más en los meses de verano? No estás sol@. La caída del cabello en verano es un problema común, aunque puede ser preocupante, no siempre es algo por lo que debas preocuparte especialmente. Te explicamos por qué sucede  

 

¿Por qué se cae más el cabello en verano?

La funda de la almohada aparece con más pelo y el cabello obstruye la ducha durante los meses más cálidos, es posible que experimentes pérdida de cabello en verano. Antes de que empieces a entrar en pánico, ¡esto no es demasiado extraño! 

De hecho, perder más cabello en verano es bastante común. Un estudio realizado por el British Journal of Dermatology encontró un aumento de las búsquedas en Google de “pérdida de cabello” durante el verano, 

 

Entonces, ¿Qué está pasando? 

La respuesta está en los folículos pilosos. Cuando el clima se vuelve más extremo, los folículos pilosos pueden pasar a la fase de reposo (también conocida como fase telógena). Durante esta fase, el cabello nuevo comienza a crecer debajo del mechón actual y el cabello existente se caerá. 

Este aumento normal se está desprendiendo y es muy diferente de la pérdida de cabello real. La caída del cabello es normal y el cabello nuevo está listo para volver a crecer a medida que se cae. Puede notar un ligero adelgazamiento, pero nada excesivo. La principal diferencia será simplemente ver que se cae más cabello.. 

Si comienza a ver parches de calvicie, una línea de cabello que retrocede o cualquier diferencia extrema en el grosor, podría estar experimentando una pérdida de cabello más severa. A diferencia de la muda, debe tomar medidas cuando detecte estos signos.

 

Cómo lidiar con la caída del cabello en verano

Si te preocupa la caída del cabello, lo primero que debes hacer es visitar una clínica especializada. Un profesional con experiencia puede hacerte saber si estás experimentando una muda normal o algo más serio, encontrando la raíz del problema y ayudarte a tratarlo. 

Mientras tanto, puede hacer algunas cosas en casa para ayudar a reducir la caída del cabello. Estos son algunos de los mejores consejos:

  • No cepilles tu cabello cuando esté mojado: tu cabello es más débil cuando está mojado, por lo que hacerlo hará que sea más probable que se rompa y se raje.
  • Consume proteínas: asegúrese de incluir muchos alimentos ricos en proteínas en tu dieta, como carne magra, tofu, pescado y productos de soya.
  • Masajes en el cuero cabelludo: un masaje en el cuero cabelludo puede ayudar a estimular el flujo sanguíneo al cuero cabelludo y estimular el crecimiento del cabello.
  • Toma vitaminas adicionales: la vitamina A ayuda a regular el sebo del cuero cabelludo, la vitamina E mejora la circulación sanguínea y la biotina es esencial para el crecimiento del cabello.
  • Lávese el cabello adecuadamente: lavarse con un champú suave puede ayudar a mantener el cuero cabelludo limpio, saludable y prevenir la sequedad del cabello.
  • Manténte hidratado: los aceites, como el de coco y el de oliva, pueden ayudar a mantener el cabello nutrido y reducir la rotura.
  • Evita el procesamiento del cabello: la coloración, las permanentes y otros tratamientos químicos pueden dañar el cabello y el cuero cabelludo y provocar la caída del cabello.

 

Si tu pérdida de cabello no parece mejorar, ¡no es el fin del mundo! Existen otros tratamientos que puedes utilizar para asegurarte de conservar tu cabello durante muchos años. 

Por ejemplo, los trasplantes de cabello son una forma popular de estimular el crecimiento de cabello nuevo en las zonas calvas, lo que le brinda una solución permanente a su problema.

 

Ante la duda, busca orientación profesional.

La caída del cabello en verano no siempre es motivo de preocupación. Puede ser completamente natural y no afectar el grosor de tu cabello. Sin embargo, si notas una pérdida excesiva de cabello durante el verano, o en cualquier otra época del año, es mejor consultar con un especialista de confianza. El puede ayudar a diagnosticar tu problema y encontrar soluciones que funcionen para ti.