Hay muchas razones por las que se puede experimentar la caída del cabello. El estrés puede ser una de las principales causas, pero la caída del cabello por estrés no es necesariamente permanente. A medida que controle su estrés, la pérdida de cabello relacionada con el estrés puede mejorar.

 

¿Cómo sé que si se me está cayendo el cabello debido al estrés?

 

Este último año ha sido muy estresantes para todos. Por lo tanto, no es de extrañar que se estén reportando más incidentes de pérdida de cabello. El estrés puede llevar a la caída del cabello, una condición médica conocida como efluvio telógeno o “Alopecia areata”. 

 

El estrés físico o emocional excesivo , como el asociado con una lesión o enfermedad, puede causar uno de dos tipos de pérdida de cabello que explicamos a continuación:

 

Alopecia areata : esta pérdida de cabello inducida por estrés implica un ataque de glóbulos blancos en los folículos pilosos. Con este tipo de pérdida de cabello, el cabello también se cae en unas semanas (generalmente en parches), pero puede afectar todo el cuero cabelludo e incluso el vello corporal. El cabello puede volver a crecer por sí solo, pero también puede ser necesario un tratamiento.

Efluvio telógeno : con este tipo de pérdida de cabello más común y menos grave, el cabello deja de crecer y permanece inactivo, solo para caerse 2 o 3 meses después. Luego vuelve a crecer dentro de los 6 a 9 meses una vez que la causa del estrés subyacente desaparece.

 

La mejor manera de combatir esto es a través de mecanismos de afrontamiento que puedan proporcionar salidas para el estrés.

 

Prueba una de estas formas de aliviar el estrés:

🔹 Hacer ejercicio (incluso caminar por las escaleras de su edificio o parque local)

🔹 Hablar con sus seres queridos

🔹 Leer

🔹 Meditando

🔹 Seguir una dieta saludable

 

Una vez que se controlan los factores estresantes, el cabello responderá y detendrá su caída, e incluso eventualmente, volverá a crecer. 

Es importante saber que revertir el efluvio telógeno generalmente toma de 1 a 3 meses para que se detenga la muda y puede tomar de 1 a 2 años después de que se haya manejado el factor estresante para que el cabello vuelva a crecer por completo. 

 

La paciencia en este proceso y practicar un estilo de vida saludable son fundamentales. 

 

Lo recomendable. es que un profesional diagnostique el caso para ver si tiene fácil solución y detener el proceso de alopecia. Esto puedes hacerlo gratuitamente y sin compromiso, agendando con nuestros especialistas una primera visita con diagnóstico incluido.